Mujer inestable y miedo al divorcio

Mi mujer es inestable y tengo miedo a pedirle el divorcio:

Tengo miedo a pedir el divorcio y mi pareja reaccione mal
Mujer inestable

Puede que nos encontremos en esta situación y no sepamos qué hacer.

Cuando estamos al lado de una persona que es inestable y que nunca sabemos cómo va a reaccionar, proponerle la separación o el divorcio se vuelve una tarea complicada.

No queremos herirle, pero tampoco podemos estar con una persona por la que no sentimos nada.

No tenemos que tener miedo de pedirle el divorcio, pues seguiremos en un matrimonio falso y alargando algo que sabemos que tiene un final.

No es fácil tener que decirle a nuestra pareja que nos queremos divorciar, pero si lo tenemos claro debemos ser sinceros con nuestra pareja y decirle como nos sentimos y porque hemos decidido divorciarnos.

Cómo decirle que nos queremos divorciar:        

Si su pareja es inestable, tendrá que buscar ayuda psicológica para poder afrontar la situación, pero no puede obligarnos a continuar con la relación o tratarnos mal por el hecho de que ya no queramos compartir nuestra vida a su lado.

Es normal que al proponérselo pueda sentirse triste o enfadada, pero tiene que entender que no se puede obligar a nadie a que nos quiera.

También influye la forma en la que se lo proponemos, si se lo decimos de una forma suave, haciéndole que entienda nuestros sentimientos, probablemente su reacción no sea tan brusca, pues no hay necesidad de hacerle daño.

Si se lo proponemos de una forma desagradable, con gritos, o con malas palabras evidentemente esa persona se va a sentir herida y su reacción no será buena.

Recordemos que aunque ya no queramos a nuestra pareja, no hay porque hacerle sentir mal, pues seguramente hemos pasado muy buenos momentos con esa persona y el respeto no se debe de perder.

¿Qué hago? ¿Le pido el divorcio?.                    

Paciencia para casos en los que mi mujer me asusta, miedo a la separación
¿Me divorcio o aguanto mas?

Se sincero contigo mismo y con ella, y no caigas en sus posibles chantajes, pues es algo habitual cuando uno de los dos no está dispuesto a dar el paso.

Hazle entender que el hecho de que la relación se acabe no quiere decir que no podáis mantener un trato cordial, sobre todo si hay hijos de por medio.

Es normal que cuando nos proponen divorciarnos o separarnos nos invada un sentimiento de miedo, porque desconocemos que es lo que va a pasar ahora y como vamos a continuar con nuestra vida sin esa persona con la que hemos compartido tantos años.

Muchas parejas se divorcian o se separan, y es normal pasar por esta etapa, pero si intentamos tener pensamientos positivos y ver que no es el fin del mundo, lograremos estar bien y preparados para poder seguir con nuestra vida.

El divorcio es algo que poco a poco va dejando de ser un tabú, pero aun hoy en día sigue estigmatizado como algo malo. Lo realmente malo no es divorciarse, lo malo es estar al lado de una persona a la que no queremos y sentirnos mal por no saber cómo salir de esa relación.

La excusa económica tampoco sirve, ya que hoy por hoy existen muchos despachos de abogados con precios asequibles para lo que debería de ser un derecho de fácil acceso para todos.

Da el paso, si realmente sientes que esa relación está muerta y quieres poder elegir el rumbo de tu vida, no tengas miedo, habla las cosas con tu pareja y asesoraros en un despacho para poder llegar a un acuerdo y hacer las cosas de la mejor forma posible.

Divorciarse no es fracasar, es una opción más para poder recuperar la vida que queremos y poder ser felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *